jueves, 5 de noviembre de 2009

Crónica de una muerte anunciada...?:

Barcelona 5 noviembre 2009 0.45 am.

Una sensación de estar viviendo un momento histórico me invade,
Quizás solo había vivido algo parecido en una reunión del foro social mundial en Porto Alegre.
Pienso que estoy sintiendo algo similar a lo que se pudo vivir en momentos clave donde se escribía la historia, me viene a la mente el momento de la fundación de la ONU y de la declaración de los derechos humanos.
He llegado a casa después de asistir al sideevent de la reunión previa de Copenaghe.
Después de un breve intercambio de opiniones con algunos representantes estatales como el viceministro de medioambiente de Bolivia( representante de las voces indigenas), y con algunos compañeros de ONGs observadores oficiales de la ONU en el evento, la sensación es de desesperanza, las negociaciones están en un punto muerto. No se avanza en las conversaciones, de las cuales, algunas muestras que he leído parecen de patio de colegio. Dicen que dos días antes, la cumbre ha terminado, Estados Unidos no apoya medidas concretas , ni Obama puede hacer nada, porque el congreso tiene congelada la decisión, mientras tanto los polos se deshacen…
He vuelto a casa en Metro( no en taxi como muchos de los representantes estatales) , viendo a la gente viviendo sus habituales vidas, sentía una profunda tristeza. Tener el extraño privilegio de ser observador del fracaso de la humanidad y de la muerte de la tierra. Una curiosa mezcla de orgullo por estar presente, y de impotencia y pesar , por ver que sin un acuerdo firme no hay futuro.
Y mientras tanto me cruzo con muchas personas que seguro desconocen todo lo que está pasando a pocos quilómetros de sus casas, personas que viven con total normalidad la inercia de un presente sin futuro.
La delegación Africana ha tenido el coraje de vetar un posible “acuerdo” difuso que solo seria útil de cara a la galería. Planteando que un acuerdo que solo les llevaría a un desastre ecológico seguro, que llevaría a la muerte de millones de personas no les interesa. Dicen que solo aceptaran un acuerdo con cifras concretas , acorde con los que los científicos piden.
La sensación es como de estar en un hospital con un enfermo en la UVI, y estar en la sala de espera, mientras los doctores discuten si pueden operar , por que la operación es demasiado costosa y pone en riesgo sus vacaciones…y mientras tanto…muchos de los familiares del enfermo, ni siquiera saben que el enfermo esta en la UVI, a otros ni tan siquiera les importa…pues viven hipnotizados por un balón o una canción en un show con aires etílicos.
Las delegaciones de pueblos indígenas , que hablan desde el corazón , por que aman a la tierra, nos recuerdan que hablan por todos los seres vivos. Los seres vivos que explotamos, matamos y que curiosamente el mismo hecho de comerlos nos esta matando. Ya que el consumo de carne( producción, transporte, destrucción de selvas para pastoreo) produce el 18% de las emisiones de CO2( según informes de la FAO).
Pero es demasiado tarde para ser pesimista, por eso saco fuerza de esta responsabilidad universal, de ver como seres conscientes ,alegres y con entusiasmo( de diferentes Ongs y algunas de las delegaciones) se reúnen para intentar el cambio necesario. Por ejemplo, la delegación del Butan me explicaba su propuesta del Indice de felicidad, para sustituirlo por el PIB( dando así importancia no solo al dinero para medir la prosperidad de un país).
Es momento quizás de ser mas soñador que nunca, de imaginar como reza la canción, un mundo sin fronteras, un mundo donde TU te unas a nosotros/as. Solo levantando nuestras voces colectivamente se nos podrá escuchar. Pidiendo el acuerdo necesario, siendo ciudadanos activos, firmes guerreros defensores de la tierra, con un profundo amor por la vida.
Aun nos queda Copenaghe…

chambao

Escucha tu cancion favorita

Libro de visitas: deja tu huella


View My Stats