sábado, 27 de enero de 2007

EL PODER DEL MITO / EL MITO DEL PODER

Somos los últimos ciudadanos de una ciudad imposible. El ágora ya no reúne a nadie, pues ha sido destopificada, sustituida por su simulacro, el espacio simbólico de la comunicación televisiva e informática. La acrópolis ha dejado de ser el lugar vivo en el que la elevación permitía la proximidad con los dioses: sus templos han sido devastados, y en el altar del dios desconocido ha sido entronizado el dios Consumo, mantenido por la religación laica e instrumental de lo publicitario. El becerro de oro se mantiene, frente a la fractura de las tablas de la ley revelada por la absoluta (e imposible) transcendencia. Abatida la diosa Razón, que había pretendido terminar con todos los dioses habidos y por haber, y que estuvo a punto de terminar con el hombre, el vacío y la oscuridad que deja en su retirada han sido ocupados por un nihilismo "sui generis", que encuentra su justificación en la pura emergencia de un poder impositivo y un tener perverso que nunca se sacian. La imagen de la verdadera consumación del nihilismo no nos la proporciona ningún texto de Nietzsche, sino los nuevos templos del consumo (los hipermercados). El ideal de la consumación humana ("llega a ser lo que eres") ha sido sustituido por el de la consumición ("llega a ser lo que tienes"). La confrontación entre el tener y el ser -tal como la había planteado Eric Fromm- parece estar sentenciada desde hace tiempo... Aunque quedan batallas por librar.
Manuel Ángel Vázquez Medel
Universidad de Sevilla
(para leer el articulo completo: www.cica.es/aliens/gittcus/podermito.html )

No hay comentarios:

chambao

Escucha tu cancion favorita

Libro de visitas: deja tu huella


View My Stats